1994 - 24 años de Ashtanga Vinyasa Yoga - 2018

Quienes Somos

Alejandro Chiarella, Director de Ashtanga Baires

En 1985 curse las materias de Anatomía y Fisiología en la UBA. Conoci el Yoga en 1988.
Al principio me adentre en el sistema de BKS Iyengar en Buenos Aires, y en Nueva York en el Iyengar Yoga Institute. Me gusto por ser muy preciso en cuanto al alineamiento del cuerpo en los Asanas, lo que me aportó mucho en ese sentido. En 1990 comence a dar clases de Yoga. En 1994 descubri el Ashtanga Vinyasa en Nueva Zelandia con Peter Nielsen. Más tarde fui encontrando diferentes enfoques de instructores que me influyeron mucho como Gregor Maehle y Deena Kinsberg de Australia.

Profundice mi practica con Sri Pattabhi Jois y su nieto Sharath Jois en 1999 y en 2001.

En el año 2008 publique el  libro Ashtanga Vinyasa, por Editorial Kier con una segunda edicion ya impresa desde abril 2013.

En 2009 complete el Teacher Training Course de Ashtanga Vinyasa  en Mysore Mandala, en India con el Dr Nagaraj y  un curso en Yoga Philosophy con B.N.S. Iyengar, uno de los mas antiguos maestros de esta disciplina.

En 2011, nuevamente con Editorial Kier, publique el Manual y DVD de Ashtanga Vinyasa, Yoga Chikitsa.

“Considero la práctica vinyasas y asana como un muy importante comienzo para el avance en Yoga. He estudiado mucho biomecanica y alineacion para poder enseñar  posturas basado en una alineacion saludable, evitando asi las potenciales lesiones.En nuestra escuela se hace mucho hincapie en esto y buscamos la forma de trabajar con lesiones preexistentes tambien.
La meditación y el estudio de los Yoga Sutras de Patanjali, son dos pilares claves para mi en Yoga. Este texto asi como los Upanishads tienen enseñanzas muy precisas en cuanto a la direccion que debe tomar la practica. De ahí que en mis clases se pone mucho enfasis en la atención y la respiración consciente, en la suavidad de los movimientos, asi como tambien en la practica y el desapego de sus resultados, Abhyasa y Vairagyam.”

Lisandro Botto, Director de Ashtanga Baires Palermo

Desde hace unos años, cuando decidí probar una clase de Ashtanga, mi vida cambió y la práctica se hizo un hábito infaltabable de cada día.
Mientras seguía practicando, una persona muy especial para mí, me regaló el libro Ashtanga Vinyasa de Alejandro Chiarella.
Gracias a ese libro pude conectar con la escuela y en el año 2011 realizar el Instructorado.
Las enseñanzas no tienen límites. La práctica me conecta con mi interior más profundo y hace que pueda ver el exterior desde un lugar más verdadero.
Hoy me llega la posibilidad de ser parte de Ashtanga Baires, lo que me genera una inmensa alegría. Encuentro esta oportunidad como una forma de comenzar a devolver con gratitud todo lo que me dio esta práctica y el conocimiento que fui recibiendo de mis maestros. Es también una gran ocasión para seguir aprendiendo cada día.
En mis clases intento transmitir una práctica de tradición realizada con conciencia, respetando nuestro cuerpo y resaltando siempre la calidad en la respiración. Yoga para mí es una forma de vida en búsqueda de quietud y presencia.
Agradezco cada práctica y cada clase.

Vera Reusmann, Directora de Ashtanga Baires Acassuso

He sido bailarina profesional y profesora de ballet durante varios años, esta técnica tan exigente despertó la necesidad de conocer en profundidad mi cuerpo para no lastimarlo.
Desde ese entonces mi vida giró siempre alrededor del trabajo corporal.
Me apasiona el estudio del cuerpo humano, sus posibilidades, su entrenaniento, la biomecánica y la importancia de la conciencia, el sentir realmente el propio cuerpo.
Incursioné en distintas disciplinas corporales buscando más informacion, por lo cual practiqué y cursé el  instructorado de Pilates en Stott Pilates de Canadá y luego gimnasia postural global, un derivado de la RPG.
La osteopatía fue un disparador importante que me llevó a observarme desde un lado más sutil.  En la búsqueda del ser desde el abordaje corporal cursé la formación en Eutonía en la Asociación Argentina y Latinoamericana de Eutonía (AALE) de la cual sigo siendo miembro activo.
Después de practicar distintos tipos de yoga, descubrí el Ashtanga Vinyasa y supe que había encontrado lo que estaba buscando.
Cuando conocí a Alejandro, un maestro apasionado tanto en la filosofia como en la biomecánica del asana, no dudé en realizar el instructorado en Ashtanga Baires.
Siento que esta práctica me convierte en mejor persona, más calma y amorosa, me hace estar en mi, apaciguando mi inquieta mente.
Actualmente formo parte del equipo de instructores de la escuela, acompañando y brindando mis experiencias a todos aquellos que quieran aprender esta disciplina.

Manuela Bueno

Manuela BuenoEmpecé a practicar Yoga porque las causalidades de la vida no me dieron opción. Nunca me imaginé haciendo Yoga, pero como mi personalidad es inquieta el Ashtanga Vinyasa encajó perfecto, podía mover mi cuerpo y al mismo tiempo aquietar mi mente…qué alivio! La práctica de Asanas (posturas) cambió mi vida,”la limpió”…desde la alimentación hasta mis vínculos. A mis colegas actores, les recomiendo incansablemente la combinación de estas dos disciplina, un cuerpo disponible y presencia sobre el escenario…como en la vida.
Agradezco infinitamente a los responsables de que hoy me encuentre en este camino…gracias!

Loreley Cazeneuve

Comencé a transitar el camino del Yoga practicando Hatha estilo Iyengar, luego de varios años de práctica y estudio, conocí el Ashtanga Vinyasa Yoga y fue ahí donde, de la mano de Ale Chiarella comencé este firme y amoroso camino. Alejandro con paciencia y amor me ha transmitido conocimientos de biomecánica para una práctica segura y la enseñanza que Asana es solo una parte de las 8 que integran este camino de descubrimiento Yoguico.
El Ashtanga Vinyasa trajo a mi vida el “calor” del entusiasmo y la luz de la autoobservacion, notando que mis patrones de comportamiento en la vida se reflejaban tal cual en mi práctica sobre el mat.
Al principio practicaba con fuerza y dureza q poco a poco fui suavizando y sorprendentemente también en mi vida se fue soltando ese “esfuerzo demás” q me dejaba agotada en todo!
Fui conociendo y tomando workshops con varios Maestros referentes ( Tim Feldman, Patrick Nolan, Matthew Vollmer, Ty Landrum, Kathy Cooper) y cada uno con su corazón abierto me ha aportado mucho, tanto como cada uno de mis colegas y amigos “ashtanguisbaires” con quienes a cada paso me siento sostenida y acompañada en el pensamiento de un mundo mejor desde nuestras más pequeñas acciones.

Cecilia Carrano

Comencé mi formación en el año 2010 a través del Profesorado Superior de Estudios de Yoga de la Fundación Hastinapura. Durante esos tres años de estudio me enamoré profundamente de la filosofía del Yoga. Los años siguientes, mientras daba clases de Hatha Yoga, realicé formaciones en Yoga Iyengar y en Yoga terapéutico, lo cual me ayudó a entender la importancia de la biomecánica, tanto para practicar como para enseñar asanas. Asimismo estudié Yoga para Niños y comencé a dar clases a niños y a adolescentes en escuelas. Recibí el entrenamiento de Rainbow Kids Yoga para Maestros de Yoga para Niños y Familias, registrado por la US Yoga Alliance, Yoga Alliance UK, Yoga Australia y la Canadian Yoga Alliance. Actualmente trabajo dando clases de Yoga para niños de inicial, primaria y secundaria en escuelas públicas y privadas, y para niños con trastornos del espectro autista.
Desde el año 2015 coordino el Programa Yoga en la Escuela, conformado por un maravilloso equipo docente que hace posible que más de 160 chicos del barrio La Cava reciban clases de Yoga y Meditación todas las semanas. Logramos conformar una asociación civil para llevar adelante dicha tarea en 2017.
Fue en un viaje a Canadá donde experimenté una clase de Ashtanga Vinyasa y volví determinada a aprender más sobre ese estilo de yoga dinámico en mi país. Gracias a una amiga conocí Ashtanga Baires, y desde el primer día me sentí como en casa. En 2015 realicé el instructorado y aproveché cada oportunidad de asistir a los cursos que se presentaban en la escuela: Yoga Sutras, filosofía, biomecánica, meditación y pranayama, entre otros. Tuve la oportunidad de asistir a diferentes workshops con maestros referentes, tales como Eddie Stern, Ty Landrum, Kathy Cooper y Edwin Bryant, quienes con su sencillez y conocimiento me ayudaron a seguir afirmándome en este camino. En 2017 Alejandro me ofreció integrarme al equipo de instructores, lo cual fue un gran honor y un gran desafío para mí.
La escuela siempre fue un lugar cálido, donde el foco no está puesto en lograr una determinada postura física, sino en el estado mental que uno logra en la práctica; donde lo importante no son los resultados, sino los procesos, tan particulares y únicos en cada uno. Admiro profundamente a Alejandro, porque ya sea en una charla de pasillo o en un mensaje de whatsapp, logra recordarme siempre el sentido profundo de la vida y el objetivo real de la práctica de Yoga. Mis compañeros son una gran fuente de inspiración para mí: me impulsan a ser constante en la práctica, me contagian las ganas de seguir aprendiendo, y hacen que el camino del estudio y el autoestudio sea transitado con la inmensa alegría del compartir.

Claudia Rucci

Inicié mi formación en Yoga capacitándome en Kundalini Yoga de la mano de Maria Metler. Fue a través de dicha escuela que contacté por primera vez con lo energético y espiritual de este arte.
Profundicé mis conocimientos filosóficos al graduarme como técnica universitaria en Yoga en la Universidad de El Salvador, donde estudié durante tres años las fuentes y textos más relevantes. Fue entonces cuando surgió en mi interior la necesidad de visitar la tierra madre del Yoga. Allí permanecí en tres oportunidades practicando asana, meditacion y austeridad en el Ashram de Aurovalley de Sri Aurobindo, en India.
Luego me desempeñé impartiendo clases de Hatha Yoga en diferentes establecimientos y al mismo tiempo incursionando en la práctica de Ashtanga Vinyasa en esta escuela guiada por la presencia llena de luz de Ale Chiarella, quien me formó como instructora con conocimientos de anatomía y biomecánica.
Poco a poco esta práctica fue enamorando mi corazón. Fue así como comencé a realizar trainings y workshops con maestros reconocidos tales como; Tim Miller, Eddie Stern, Katy Cooper, Ty Landrum , con Tim Feldman y Kino Mac Gregor, con quienes obtuve certificación avalada por Yoga Alliance Usa.
Actualmente trabajo acompañando al staff de Ashtanga Baires donde intentamos transmitir el legado milenario que es la ciencia del Yoga, asistiendo a los practicantes para que descubran cada uno en su interior toda la paz, luz y felicidad que llevamos dentro.
Esta maravillosa práctica me sorprende y me enseña cada día a desarrollarme como persona respetándome y respetando todo lo que me rodea como parte de un todo interconectado y ligado a una sola y maravillosa fuente que es el Ser Universal.
Om tat sat

 Jeremias Cassano

 

Empecé a practicar Yoga tomando clases de Hatha Yoga. Desde la primera práctica me impresionó la profundidad del trabajo con las posturas y la respiración, que puede ir mucho más allá de lo físico produciendo un cese en la actividad rutinaria de la mente. Luego de dos años de práctica y estudio, me acerqué al Ashtanga buscando un método de práctica más intenso. Conocí la escuela en un taller de anatomía dictado por Alejandro, me interesó mucho el enfoque que él tiene sobre el Ashtanga, que incorpora el conocimiento de la biomecánica como saber fundamental, y decidí realizar el instructorado.

Agradezco mucho a Alejandro y a todos los instructores de la escuela por la práctica y el conocimiento compartidos, y a los practicantes que vienen diariamente por su confianza.

BNS Iyengar y Ale Chiarella, 2007

© 2018 AshtangaBaires.com.ar todos los derechos reservados — Diseño Web y Programación 245corp.com — Hecho con WordPress