1994 - 23 años de Ashtanga Vinyasa Yoga - 2017

¿Qué es Ásana?

Las posturas físicas en la practica de Yoga se llaman Ásanas.Pero, ¿cualquier postura es un Ásana? ¿cuáles son los principios básicos que definen al Ásana?
BKS Iyengar, en su libro “Light on Yoga” dice ( traducción con algunas modificaciones): “..los nombres de los Ásanas ilustran el principio de la evolución. Algunos son nombrados en sánscrito como el reino vegetal, el Árbol y el Loto, algunos como insectos, como la Langosta o el Escorpión, algunos mas como animales acuáticos y anfibios, como el Pez, la Rana, la Tortuga o el Cocodrilo. Criaturas como la Serpiente no son olvidadas. Hay Ásanas llamados como pajaros como el Gallo o el Cisne.. Otros llamados como cuadrúpedos como el Perro, el Caballo, el Camello o el León. Otros como el ser humano en su estado embrionario o partes de su cuerpo en diferentes posiciones.. Algunos ásanas recuerdan heroes legendarios, como Virabhadra, Hanuman. Otros Ásanas a Dioses del Panteón Hindú.
Mientras se realizan Ásanas el practicante asume diferentes formas como las diferentes criaturas de la creación. La mente es entrenada para no olvidar ningún ser, ya que se sabe que a través de la entera gama de seres, desde el mas pequeño insecto, hasta el mas alto de los Dioses,respira el mismo espíritu Universal. El verdadero Ásana es aquel en que el espíritu de Brahmán fluye sin restricciones incesantemente en la mente del practicante”.

Anatomía del Ásana

En cuanto al Ásana, desde el punto de vista anatómico, la columna vertebral de casi todos los seres vertebrados tiene varios movimientos posibles que son flexión ( ir hacia el frente), extensión (ir hacia atrás), movimiento lateral (hacia el costado derecho e izquierdo) y rotación (hacia la derecha e izquierda). Pero además la columna vertebral humana tiene un movimiento muy particular que se debe a la diferencia en la posición erecta con respecto a la columna vertebral de los animales, y es la extensión de la columna hacia arriba. Este movimiento permite a la persona crecer en altura quizás hasta algunos centímetros elevando la punta de la cabeza.
En los Ásanas se trabajan todos estos movimientos pero se le da especial atención a esta elevación de columna. Es por eso que cuando realice un Ásana algo de lo que puede estar seguro es que debe elevar la columna, extendiendo la punta de la cabeza y además alejando el cóccix del cuerpo. este es un principio fundamental del Ásana, es decir, si me flexión, lo hago alargando la columna, si me extiendo,lo hago buscando alargar la columna. Si realizo una postura de torsión, trato de elevar la cabeza,etc.

Sthira y Sukkha, la armonía en el Ásana

Los Yoga Sutras, un libro escrito por Patanjali hace 2500 años, describen como es un Ásana y dice “Sthira Sukkha Ásanam”, es decir Ásana comparte las cualidades de Sthira o fuerza, firmeza y las de Sukkha o relajación. Para desarrollar el equilibrio en un mismo Ásana de estas dos cualidades debere prestar mucha atención y practica. es por eso que estas dos fuerzas encuentran una armonía al entrar una tercer fuerza en juego, que es la atención.
Cuando estamos atentos, presentes, sintiendo el tono muscular de nuestro cuerpo, observamos que muchísimas veces empleamos mucha mas fuerza de la necesaria para la actividad que estemos realizando. Habitualmente llevamos tensión en las mandíbulas, los hombros, espalda, piernas,etc. Esto se debe a el material mental y emocional inconciente que se enquista en nuestros musculos, tendones y articulaciones. La presión que esto produce acorta el volumen respiratorio y como consecuencia, la falta de oxígeno, contrae aun mas los musculos formando un circulo vicioso.
La practica de Ásana nos da una oportunidad para romper este circulo. La tercer fuerza, la atención, proporciona visión del estado muscular. En ese momento soltamos, aflojamos todo lo innecesario, y acompañamos este proceso con la respiración. Barremos por dentro con nuestra respiración conciente, como un radar, el interior del cuerpo. Una vez que estamos seguros de haber soltado todo lo innecesario, comenzamos con Sthira, es decir, la contracción solo de las fibras musculares necesarias, para elevar la columna y proporcionar firmeza y estabilidad a la postura.
Cuando la relajación es la justa, la firmeza es la correcta, la atención ha abierto espacios internos que antes estaban dormidos, y la respiración se profundiza en esos lugares que ahora abrieron, en ese momento, la postura corporal se ha transformado en un Ásana.

Alejandro Chiarella

© 2017 AshtangaBaires.com.ar todos los derechos reservados — Diseño Web y Programación 245corp.com — Hecho con WordPress